SoloCremas

Comunicaciones FC, Ciudad de Guatemala


    Argentina Perfecta

    Comparte
    avatar
    Soul
    Administrador
    Administrador

    Mensajes : 129
    Inscrito Desde : 03/07/2009
    Ubicacion : ++CA++

    Argentina Perfecta

    Mensaje por Soul el Mar Jun 22, 2010 7:35 pm

    Argentina cerró con un pleno de victorias su primera fase del Mundial de Sudáfrica, tras derrotar a Grecia 2-0 con un equipo plagado de cambios que, sin embargo, buscó el ataque tanto como el titular.

    Los de Diego Maradona se medirán con México tras haber ganado los tres primeros encuentros, en los que han marcado siete tantos y han recibido uno, una demostración de fuerza ofensiva que comienza a ser una de las noticias del Mundial.

    Con menos ocasiones que en los dos primeros partidos, Argentina derrotó a Grecia gracias a un tanto de Martín Demichelis, el segundo que consigue un defensa argentino en Sudáfrica, tras el de Gabriel Heinze en el debut contra Nigeria, y otro de Martín Palermo, en los minutos finales.

    Dio descanso Maradona a siete de sus teóricos titulares, algunos por obligación, como el sancionado Jonás Gutiérrez o el físicamente mermado Walter Samuel, otros simplemente para que respiren con miras a una competición que el seleccionador se fía larga.

    Reposaron por este motivo Gabriel Heinze, Javier Mascherano, Ángel di María -que jugó los últimos minutos-, Carlos Tévez y Gonzalo Higuaín. Entraron Nicolás Ottamendi, Clemente Rodríguez, Nicolás Burdisso, Mario Bolatti, Sergio Agüero y Diego Milito, pero los cambios no modificaron la fisonomía de Argentina, que jugó a lo de siempre, a tener el balón, a buscar con sus estrellas, con la dinamita que tiene en la delantera, la portería rival.

    Pero Grecia había dispuesto un muro táctico que prestaba especial atención a un Messi que ya había avisado en los dos duelos anteriores que en este Mundial quiere dejar su impronta. Y tenían a un Tzorvas en estadio de gracia que lo paró todo. Hasta el tanto de Demichelis. Los helenos no salieron de sus cuarteles de invierno pese a que el empate les mandaba a su casa.

    Fieles al estilo de su seleccionador, el alemán Otto Rehhagel, fiaron su suerte a la fortaleza de contención y a los balones largos destinados a un Georgios Samaras que trató de dañar a la zaga argentina con su velocidad. A la otra versión de Argentina le faltó algo de la intensidad ofensiva de los dos primeros encuentros y en eso tuvo mucho que ver la maraña defensiva que Grecia tejió entorno a Messi, que en el estreno de su capitanía, estuvo más vigilado que nunca, sometido a un marcaje en cascada.

    Cuando se escapaba de un griego se tropezaba con otro. Y hasta tres, si era necesario. Si eso no era suficiente, los helenos no dudaron en hacerle faltas, lo que enfadó a Maradona que desde la banda se quejaba del maltrato al que estaba siendo sometido su joya.

    El Kun y Milito estuvieron menos aprovisionados de pólvora, de balones que explotar y Argentina fue menos impactante. Aun así se procuraron algunas ocasiones que pudieron acabar en gol. Kun lo intentó en el minuto 18 y se topó con Tzorvas y Verón al siguiente con un tiro de 40 metros. Milito se introdujo por la banda a los 33 y sirvió para que Agüero obligara a estirarse al portero. Messi también puso sorprender en alguna jugada, incluso en algún lanzamiento de falta que se permitió tirar con su nuevo estatus de capitán.

    Pero el tanto llegó tras el saque de un córner de Messi que, tras rechazar en varios jugadores pegó en Milito y quedó muerto en el área chica, donde Demichelis se lanzó como un león para marcar, adelantar a Argentina y resarcirse del error que cometió contra Corea del Sur.


    ______________

      Fecha y hora actual: Sáb Sep 23, 2017 12:40 am